¿Está indicada para mi la descompresión axial vertebral?


Usted PUEDE ser un candidato para la Descompresión Axial Vertebral no quirúrgica (DAV), si:

+ Tiene dolor de espalda crónico o grave causada por abultamiento o hernia de discos, enfermedad degenerativa del disco, ciática, y/o síndrome facetario.

 

+ Ha fallado la cirugía del síndrome de lumbar.

 

+ Ha sido considerado y propuesto para cirugía.

 


Usted NO PUEDE ser un candidato para la DAV si:

+ Ha sido sometido a cirugía de espalda fijando sus vértebras con varillas de titanio que se conectan entre sí, fusión vertebral .

 

+ Usted ha sido diagnosticado con una espalda clínicamente inestable (Espondilolistesis).

 

+ Ha padecido de anómalas infecciones espinales, o cáncer pélvico o abdominal.

 

+ Ha sufrido una fractura vertebral reciente.

 

+ Si sufre de osteoporosis severa (DEXA T de - 2.5 puntos o inferior).

 

+ Tiene espondilitis anquilosante.

 

+ Tiene un aneurisma aórtico abdominal.

 

+ Está embarazada.


¿Cuando puedo esperar resultados?

Muchos pacientes consiguen una reducción del dolor después de las primeras sesiones de tratamiento. Es un signo estupendo que presenta la DAV, pero la realidad científica es que el proceso de curación no está terminado ni completado. Dejar el régimen de tratamiento temprano, por lo general, resulta en una recaída de los síntomas así como la pérdida de tiempo y dinero.

 

Por otro lado, se requiere de varias sesiones antes de que se experimenten una remisión de los síntomas perceptibles. ¿Por qué es esto? El abultamiento y las hernias de disco pueden necesitar varias sesiones para recobrar totalmente su posición en función de su fisiología. Usted puede estar seguro de que su columna responde al efecto de vacío de la DAV, pero los resultados no siempre son inmediatos.

 

Respetar el número de sesiones es tremendamente eficaz en la eliminación del dolor de espalda.


DAV funciona, ahora  es la ocasión.

En los discos herniados y degenerados, el núcleo pulposo puede ser parcial o totalmente retraído de nuevo en el disco después de la primera sesión (normalmente se tarda más tiempo), por lo que se advierte un alivio. Esa reducción del dolor no indica una recuperación total, es esencial completar el tratamiento para prevenir una recaida. Esto significa cumplir un máximo de 20 sesiones completas de tratamiento. En personas de mayor edad o las más graves pueden requerir más sesiones. Al igual que con todas las heridas, los desgarros en la pared del disco necesitan tiempo para sanar. La ausencia de dolor no significa que las lágrimas desaparezcan para siempre. 

 

Debemos prevenir que el núcleo pulposo, recién retraído, protuya y ejerza presión, de nuevo, sobre los nervios, por lo tanto se debe completar todas las sesiones. En consecuencia, si se quiere alcanzar una recuperación con éxito, los pacientes deben contribuir a adoptar cambios en el de estilo de vida que promuevan la salud de la columna vertebral, así como clases de educación postural.

Contacte con nosotros

Contact with us

““Blog””
““Blog””

STIC Lumbar & Cervical  S.L.U.

 


Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

 

C/ Fuerteventura,10

38358, Juan Fernández
Tacoronte,  S/C de Tenerife
España.
Telf: 922 29 18 62

Móvil: 659 50 68 72




Entidades colaboradoras: